Diez mil años buscando comunicar

20 años haciendo lo que me gusta

Wednesday, Oct 01st

Last update02:35:49

Font Size

Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

Las palabras no son inocentes: Se homenajea al "doctor" Manuel Belgrano

  • PDF
Share/Save/Bookmark

El 2012 fue declarado el Año de homenaje a Manuel Belgrano porque se cumplen 200 años desde la creación de la bandera nacional el 27 de febrero de 1812, día en que a las orillas del Río Paraná se realizó la primera jura. La semana pasada el gobierno nacional invitó a las provincias a adherir a la medida pero lo sorprendente del decreto que firmó la presidente de la Nación, Cristina Fernández es que se lo homenajea como "doctor".

La decisión del Poder Ejecutivo va en el mismo sentido que la ley que aprobó el 20 de noviembre el Congreso Nacional en la que se declaró como feriado al 27 de febrero de 2012, por cumplirse 200 años desde la creación de la bandera y la realización de la primera jura a la insignia patria.

 

Resulta increíble que se recuerde al abogado Belgrano y no al General Belgrano ya que fue con ése cargo y en mandato de la Junta a la que pertenecía que organizó un ejército de harapientos que se enfrentó a las tropas de la mayor fuerza militar de la época: los veteranos de las guerras napoleónicas.

 

No se había preparado para la guerra sino para las leyes, pero -no sin errores- aprendió y se ganó la admiración de San Martín. Sus primeros combates fueron durante la Primera Invasión Inglesa. Allí se incorporó a las milicias criollas con otros jóvenes para defender la ciudad con el grado de Capitán. su bautismo de fuego fue en las orillas del Riachuelo.

 

¿Causa vergüenza que un hombre de derecho haya aceptado el imperativo de su época y con el uniforme y el grado de Capitán General hubiera marchado hasta lo que hoy es Bolivia y Paraguay?

 

Fue como General de lo que hoy es del Ejército Argentino que desobedeció a la autoridad porteña y enfrentó y venció en Tucumán y Salta a los realistas. Batallas decisivas por la independencia y consolidación del actual territorio nacional.

 

Fue el General Belgrano quién entregó a Martín Miguel de Güemes, el General Gaucho, el control de nuestra frontera norte, que impidió 23 invasiones españolas y permitó a San Martín concentrarse en la Campaña de los Andes.

 

Fue como General que convenció, ordenó y produjo, tal vez, el mayor sacrificio que se le pidió alguna vez a un Pueblo en este país: El éxodo jujeño. En el que aplicó la doctrina de "Tierra arrasada", contemporáneo al que a su vez practicó el mariscal Kutuzov en Rusia en 1812 contra la invasión de Napoleón.

 

Fue el general Manuel Belgrano el que también desobedeció e hizo jurar nuestra bandera a las orillas del Paraná a una tropa hambreada, mal pertrechada, pero con el coraje de los hombres de armas.

 

LO MEJOR QUE TENEMOS EN AMÉRCIA DEL SUR

Como señala Emilio Bolón Varela, "se ha reiterado que Belgrano fue “un general improvisado, militar por casualidad’’, a lo cual colaboró él mismo con la particular modestia con que consideró siempre su propia conducta y en especial, sus comienzos militares. Pero la historia militar nos enseña que ningún general improvisado logró éxito en su desempeño, alcanzando dignidad en la victoria y grandeza en la derrota, como alcanzara Belgrano en Tucumán y Salta y en Paraguary, Tacuarí, Vilcapugio y Ayohuma. Belgrano superó su falta de formación militar temprana, imponiéndose la exigencia de servir con dignidad a la Patria, que se hallaba en grave peligro".

 

José de San Martín le escribió a Tomás Godoy Cruz el 12 de marzo de 1816, tras el fracaso del general José Rondeau en la tercera campaña al Alto Perú, culminada en la derrota de Sipe Sipe: “En el caso de nombrar a quien deba reemplazar a Rondeau, yo me decido por Belgrano; éste es el más metódico de lo que conozco en nuestra América, lleno de integridad y talento natural; no tendrá los conocimientos de un Moreau o Bonaparte en punto a milicia, pero créame que es lo mejor que tenemos en América del Sur", señala el historiador Diego Alejandro Soria en su obra "La amistad entre San Martín y Belgrano".

 

Manuel José Joaquín del Corazón del Jesús Belgrano fue Doctor en ambos Derechos y durante 10 años, como se describe más arriba, Capitán de las Milicias Urbanas del Virreynato del Río de La Plata y luego Capitán General de la Primera Junta y posteriormente General de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

 

El problema del revisionismo es que se si realiza sin un sustento sólido se cae fácilmente en el ridículo. José Abelardo Ramos en "El Ejército y la Revolución Nacional" lo sintetiza: "Todo, entre nosotros, hablaba el lenguaje de las armas, pues si éramos, éramos por las armas; invasiones inglesas, revolución de 1810, abogados hechos generales, invasiones portuguesas, ejércitos artiguistas contra Buenos Aires y contra Portugal, disenciones civiles resueltas por la pólvora y la lanza, Guerra Grande o guerras chicas, todo había sido hecho por la milicia. Y ¿de donde provenía, entonces, ese "antimilitarismo" tenaz de que haría gala mas luego la izquierda rioplatense? Pues provenía de la tradición europea, no de la nuestra".

 

La excusa de antimilitarismo, un típico infantilismo progresista -que nada tiene de peronista-, sirve a algunos para construir un relato que permita establecer la lógica binaria del nosotros y ellos, definiéndose más por los otros que por ellos mismos.

 

Muestran su odio y desprecian a todos los militares patriotas que son ejemplo de virtud, llámense Belgrano, Mosconi, Savio, San Martín, Perón o los menos conocidos, Alvarez Condarco, Warnes, Las Heras, Álvarez de Arenales y Lavalle, entre otros, y a nuestros héroes de Malvinas. Pero también ofenden innecesariamente a quienes cotidianamente portan con amor, profesionalismo y respeto a la Constitución, las armas que el Pueblo de la República les entregó para nuestra defensa.

 

Menú principal

Mis actualizaciones en Twitter

Follow https://twitter.com/GuiyoteB on Twitter

Sobre mí

Robot

Guillermo Bertoldi. Soy periodista, licenciado en Ciencias de la Comunicación Social y analista de Opinión Pública. Completé estudios superiores en sociología de las comunicaciones y management político. Especialista en Comunicación Electoral y de Gobiernos y comunicación de crisis de imagen corporativa.

Contactame

  • Oficinas: Calle 9 Nº 837 Piso 10º (esquina 49)
    La Plata, Buenos Aires, Argentina (CP 1900)
  • Tel: 54 221 458-8827
You are here Home